Elección y registro de marcas para nuevos proyectos.

Uno de los aspectos que he observado a lo largo de mi carrera profesional es que tanto las empresas (personas jurídicas de nueva creación) como los nuevos autónomos y emprendedores cuidan con especial atención los bienes materiales que conforman el inicio de sus proyectos, pero no se pone la misma atención en los bienes intangibles. Hoy quiero hablaros en concreto de uno de estos bienes intangibles: las marcas, y dentro de esto el registro de marcas y/o nombres comerciales.

A partir de ahora me referiré a marcas, y cuando lo haga me referiré tanto a marcas, como a nombres comerciales y logotipos. Si quieres saber la diferencia entre una marca y un nombre comercial aquí te dejo un artículo que escribí hace tiempo.

La elección de una marca

Todo proyecto con independencia del sector en el que se lleve a cabo requiere de una marca en el ejercicio de su actividad para darse a conocer, para que su público objetivo se refiera, mencione o recomiende dicha marca, para diferenciarse de sus competidores, para a partir de esa marca poner en marcha una estrategia de marketing on-line y off-line, para crear una imagen de marca… En definitiva, la elección de la marca es un paso muy importante ya que ésta será el reflejo del negocio presente y futuro.

Algo que muchas empresas pasan por alto en esa fase inicial, es que antes de decidir si una marca será “nuestra marca” debemos tener en cuenta que no exista previamente. Si esto no es así, es posible que tengamos problemas en el proceso del registro de marcas y por otro, aun siendo registrada, podría darse el riesgo de confusión con otras marcas ya existentes en el mercado. Algo nada deseable si vas a invertir en tu marca.

Una vez que ya tenemos decidida cual será nuestra marca llega e momento de protegerla.

registro de marcas

El registro de marcas debe hacerse atendiendo al ámbito geográfico en el que desarrollaremos nuestra actividad.

Por lo tanto, el primer paso es determinar el ámbito geográfico en el que debemos registrarla.

El registro de marcas puede hacerse:

  • A nivel nacional, en España. Este registro se solicita en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).
  • A nivel comunitario, para todos los países que conforman la UE. Este registro se solicita en la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO).
  • A nivel internacional designado los países concretos en los que nos interesa proteger nuestra marca. Este registro se solicita en Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

Por ejemplo, una empresa que se dedique a vender productos gourmet sólo en el territorio nacional no tiene sentido que realice un registro comunitario si no tiene pensado internacionalizar la empresa ni ahora ni en un futuro.

En cambio, si creamos una empresa de aceite que tiene en su plan de negocio como objetivo prioritario exportar aceite, debería plantearse dentro de esa estrategia el realizar el registro de la marca o bien a nivel comunitario o bien en aquellos países incluidos en el proyecto de internacionalización como potenciales mercados futuros.

Determinar muy bien y de forma realista el ámbito de registro de marcas es importante para no sobrecargar los costes iniciales de proyecto, pero también para no quedarnos con una protección menor a la necesaria.

Para empezar, no es lo mismo el coste de un registro nacional que de un registro comunitario.

Una opción inicial puede ser solicitar el registro de marcas a nivel nacional y posteriormente hacerlo de manera gradual en aquellos países en los que se vayamos a ir exportando nuestros servicios y/ productos.

Si se elige esta opción debemos analizar previamente que la marca está disponible en todos y cada uno de esos países para no tener problemas futuros en esos países, en los que si queremos vender vamos a tener que llevar a cabo una inversión, con el riesgo que supone si después de llevarla a cabo nos encontramos con oposiciones de terceras marcas.

Por qué es importante el registro de marcas

Vivimos en un mundo cada vez más digitalizado y es ahora más que nunca cuando se hace imprescindible al iniciar un proyecto el registro de marcas para evitar usos indebidos, plagios, o apropiamiento indebido de ese activo intangible que va a ser nuestra marca.

En el día a día de estos últimos años he podido ver algunos casos de aprovechamiento para “sacar tajada” de una marca que comienza a repuntar en el mercado y un tercero “muy listo” registra la marca antes que su propietario (que la utiliza pero no la tiene registrada) para revenderla posteriormente.

O casos de marcas que llevan años trabajando y un día reciben un burofax para que dejen de utilizar su marca.

De hecho, existen personas que se dedican profesionalmente al registro de marcas nuevas que están comenzando, nombres de modelos jóvenes que empiezan sonar, marcas ya registradas para otros productos o servicios…

Por todo ello, la prevención siempre es la mejor opción, también en este asunto.

Registro de marcas

Una vez elegida la marca y determinado el ámbito de ese registro de marcas es el momento de comenzar el proceso.

Podéis hacerlo vosotros mismos o contratar el servicio de un tercero para que lo haga en vuestro nombre.

Una vez que el signo distintivo (marca, nombre comercial o logotipo) que estáis solicitando sea concedida podréis ejercer vuestros derechos de propiedad siempre que consideréis que está un tercero vulnerándolos.

Os hago una última recomendación y es que además del registro de marcas, tengáis en cuenta tanto el registro de los dominios con las extensiones que querías utilizar (.com, .es, .net, .org., .tech, …) , actualmente existen muchas) así como la denominación social de vuestra empresa . De esta forma, y en la medida que sean similares tendréis protegida vuestra marca desde todos los flancos posibles.

Aprovecho para comentaros que desde hace varios años escribo y ofrezco servicios de registro de marcas por lo que si queréis saber más sobre este tema os remito a mi web El Reto de Emprender.

Si este artículo os ha resultado interesante podéis compartirlo en redes sociales, ¡gracias!

Silvia Caravantes.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.