La importancia de las personas en la transformación de las empresas

Una empresa no es un ser inmóvil, es un ser vivo que cambia y evoluciona. Y en esta evolución, las personas tienen una importancia capital en la transformación de las empresas.

Transformación de las empresas. Gestión de los cambios

Los cambios en las empresas se producen:

  • A veces por imposición del mercado. En multitud de ocasiones el rol pasivo de la compañía hace que termine siguiendo a destiempo los movimientos del mercado. Esto normalmente conlleva un coste alto para la empresa, en términos económicos y de empleo.
  • Por iniciativa de la compañía, que intenta anticiparse a los movimientos del mercado. De acertar, estos cambios suponen impactos económicos positivos en la compañía tanto en términos financieros como de empleo.
  • Por imposición del mercado y por iniciativa de la compañía. En empresas que intentan innovar es la situación más común.  Los cambios propuestos por las empresas conviven en el mundo real con los cambios que se producen en el mercado, porque el mercado también es un ser vivo. Estos cambios en el mercado conllevan que las empresas necesariamente se estén replanteando si su estrategia está alineada con el mercado. En la metodología lean startup este se conoce como pivotar.

transformación de las empresas

Transformación de las empresas. El papel de las personas.

Uno de los problemas más habituales en cualquier empresa a la hora de gestionar cambios es que no se analiza lo que las personas de esas compañías opinan sobre esos cambios.

Aquí entra en juego el concepto de cultura empresarial, entendida como el conjunto de reglas que determinan cómo las cosas se hacen habitualmente en una empresa.

Cualquier estrategia empresarial debería de tener en cuenta y adaptarse a  una realidad cambiante, en un proceso de revisión constante y permanente.

Las compañías de éxito hoy en día han disminuido su componente burocrático, se han convertido en empresas menos jerárquicas y más colaborativas, enfocándose prioritariamente en empoderar a sus empleados en lugar de centrarse en los procesos y los resultados.

En estos procesos de cambio, el liderazgo dentro de las empresas juega un papel fundamental.

Si hablamos de liderazgo, podemos distinguir cuatro estilos:

  • bloqueador,
  • víctima,
  • turista,
  • fundador.

De estos cuatro estilos, sólo el fundador es el único que es capaz de conducir con éxito el cambio dentro de una compañía.

En la actual economía, una compañía de éxito no es únicamente un lugar en el que la gente quiere estar, sino más bien donde la gente quiere crecer.

En la competición por atraer personas con talento, las empresas de éxito llevan tiempo trabajando con políticas de retribución flexible: combinando retribuciones fijas y variables con complementos tales como vehículo de empresa, apoyo a la adquisición o alquiler de vivienda, seguros de vida, seguros de salud, horarios flexibles, posibilidad de teletrabajo, etc…..

Las empresas que quieran sobrevivir y triunfar en un mundo tan competitivo, no sólo han de gestionar los cambios de puertas hacia fuera (clientes, proveedores, precios, estrategias de marketing, etc…) sino que también han de gestionarlos de puertas hacia dentro, buscando que el descubrir, el desafiar y el conectar sean palabras que formen parte de la cultura empresarial.

Si este artículo te ha resultado útil, por favor compártelo en redes sociales.

Silvia Caravantes.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.